viernes, 7 de septiembre de 2012

...


Mis ancestros no se alejan mucho del norte.

Seguramente me pueda identificar con muchas cosas pertenecientes a las comunidades donde están mis raíces...

Pero mi nutrición es de otras tierras que también me aportan mucho y dejan huellas profundas a mi paso por ellas. Por eso dicen que uno no es de donde nace, sino de donde pace.

Me siento española, y a su vez me siento ciudadana del universo. No tengo los vocablos, pero los sentidos, sí.

Me gusta mi idioma porque lo entiendo y lo conozco; pero podría conocer y querer cualquier otro que dominara.

La aventura humana siempre es inconclusa y está por encima de las lenguas y de las comunidades.

Creo que el verdadero lenguaje de los hombres son los sentimientos. Cualquier lengua se puede aprender y dominar.

Sakkarah


21 Oct 2011 17:23