martes, 3 de julio de 2012

...


Nosotros con nuestra conducta sí que podemos modificar nuestro equilibrio químico, porque un determinado elemento se utilizará más (aunque sea un solo ion) en una reacción química determinada debido a una decisión de nuestra voluntad.

Faltaría saber si, con el tiempo, una determinada conducta se podría corregir y así poder eliminar todo lo negativo de una persona, verbigracia: Fulanito tiene ud. hoy un ion menos de fósforo y cuatro de más de manganeso, vamos a proceder a su equilibrio por lo que solicitamos se presente en la unidad 4a antes de la cumbre de Presidentes de Gobierno.

Invitado

13:39

Jueves

06/05/2010

3 comentarios:

Bonifacio dijo...

¿Y de qué depende nuestra voluntad? De la serotonina, me temo.
Pescadilla que se muerde la cola, habrá que seguir investigando, ahondando.

Invitado

Bonifacio dijo...

¡Es verdad! Eso que parece ciencia ficción ya se está estudiando y muchos científicos debaten si es posible emplear tratamiento químico para modificar, por ejemplo, conductas criminales.
Se sabe que niveles tóxicos de plomo en cerebro llevan a un comportamiento violento en los afectados, de hecho deberíamos preguntarnos si en un mundo cada vez más contaminado el comportamiento de la especie no se verá modificado volviéndonos cada vez más agresivos.

La depresión se asocia con una falta de litio, por ese motivo se lo emplea en su tratamiento, esto no es más que reconocer que esa hipótesis de que las enfermedades morales pueden tener un origen físico es comprobable, aunque lo inverso también sucede.

¿Y si repartimos en el foro una infusión de iones?

Invitado

Bonifacio dijo...

Eh, eh eh, paraaaaaaa.
La depresión NO se asocia con una falta de litio. Es más, el litio sólo se emplea como tratamiento de depresiones que forman parte de un cuadro de trastorno bipolar, es decir, pacientes maníaco.depresivos, que es cosa bien diferente, amiguito.
En el tratamiento de la depresión lo que se utilixzan son inhibidores de la recaptación de serotonina.

Invitado