domingo, 1 de julio de 2012

...


La neurociencia descubre que nuestro comportamiento depende del equilibrio de nuestros cientos de neurotransmisores. Y parece que es cierto. Un desequilibrio de serotonina es el causante de la depresión, de las fobias, obsesiones, ansiedades... De ser esto así... ¿cómo podemos considerar que somos los artífices de nuestro comportamiento? Si dependemos de sustancias segregadas por nuestras neuronas en infinitésimas cantidades... ¿qué parte de nosotros mismos nos hace ser nosotros mismos? Yo no puedo por mí mismo actuar para modificar mi nivel de serotonina; unas simples pastillitas... sí.

Entonces, ¿depende de mí ser quien anhelo ser?

Invitado

13:20

Jueves

06/05/2010