miércoles, 9 de mayo de 2012

Presupongo...


Hice un viaje en la maquina del tiempo y descubri que todo era producto de la fantasia (por no decir que es mentira podrida) por varios detalles, no existia por aquel entonces el chicle cheiw con sabor a canela, eran de menta y como mucho de fresa acida, de haber existido un chicle cheiw con sabor a canela yo lo sabria, era una adicta a esa marca de chicles.

Cinco duros de paga eran poquisimo incluso para la epoca, y mil pesetas no te daban para unas yuma galaxi y mucho menos para unos lois originales.

Claro que tambien creo que se remonta a unos años mas atras en el tiempo, la pelicula Grease estaba en cartelera cuando mi hermana tenia 16 años y me lleva unos cuantos.

Sea como sea da igual, hoy he estado mal porque hace poco me entere de que a una prima mia, le quedan 3 años de vida y.......un tumor en la cabeza. En fin, el caso es que cuando pasan esas cosas a una le da por pensar y....que no se si mañana me va a atropellar un coche, no se si despertare y me cabrea que me hagan perder el tiempo tontamente, mi perdida de tiempo mas reciente ha sido llamando a Orenge.

Mi hija metio mal tres veces el codigo pink, resultado, el telefono me pide el numero punk. Desde el fijo no se les puede llamar, y despues de hacerlo con otro movil se tiran un rato grande porque te sale una de esas operadoras automaticas que NUNCA ENTIENDE LO QUE DICES.

Despues te sale una sudamericana (todas estan colocadas) que te pide un chorro de datos, y despues de pedirtelos te dice que te pasa con la seccion adecuada, pues hija de satanas, entonces para que me pides ese chorro de datos si despues me vas a tener bajo presion musical como un cuarto de hora, para que al final te pasen con otro sudamericano (todos estan colocados) para que a su vez me pidan los mismos datos y que no solo me hace gastar dinero, si no que ademas...se comen mi tiempo.

Que lejos quedan aquellos maravillosos años en los que una...no tenia en cuenta ni tiempo ni dinero, aquellos años en los que una podia regrabar una y otra vez aquellas cintas de casette hasta arreglandolas con celo y donde perdias tontamente el tiempo frente a ese cubo de colores intentando hacer coincidir todas sus caras.

Invitado

23:50
Martes
04/05/2010


http://foros.ya.com/arte_y_cultura/general/libree-libre-74897/presupongo-18040040.html

3 comentarios:

Bonifacio dijo...

invitado01:20
Miércoles
05/05/2010
Asunto:Re: Presupongo...El principio no lo entiendo pero me ha gustado tu escrito, es como seguir el hilo del pensamiento desordenado de una madre pensando en sus hijos. Tienes una gran sensibilidad, enhorabuena.

Bonifacio dijo...

invitado10:14
Miércoles
05/05/2010
Asunto:Re: Presupongo...A mí también me ha gustado. Eso de poder entrar en el alma de los demás y poder leer el pensamiento es un gran atractivo que nos ofrece la comunicación en internet.

Si le sirve de consuelo, el tiempo y dinero parece que nos falta a todos, los deben haber secuestrado o como mínimo deben estar encerrados.

Jejejeje con los sudamericanos colocados, no lo entiendo y es que no los entiendo cuando hablan conmigo a través de mi teléfono y pagando yo.

Para que después digan de los invitados...



PD- No sé a que escrito se refiere al principio de su mensaje.

Bonifacio dijo...

invitado22:55
Miércoles
05/05/2010
Asunto:Re: Presupongo...
Sin embargo, yo entiendo perfectamente lo de los sudamericanos colocados porque lo he experimentado hace cuatro días, pero con telefónica.
No se si son así o si les tienen lavado el cerebro, pero son como frontones, te devuelven constantemente la pelota, en este caso la consulta, simplemente soy incapaz de que entiendan, despues de hablar con tres señores sudamericanos, de darme todos los datos que quisieron pero que no era el que yo necesitaba, volví a llamar y pedí casi a gritos hablar con un español nativo.
¡Dios mio, no soy racista! pero tengo la seguridad que estan entrenados para aburrir al cliente y que no dé mas la murga.
Al final, hablé con una sudamericana que intentó darme soluciones que aún estoy esperando.

Respecto a tu escrito, coincido contigo en todo, por circunstancias que no vienen a cuento, casi estoy en una situación parecida a la tuya. Recuerdo las cintas de casette, los cubos de colores, los rompecabezas grandes de cuadros de genios de la pintura, las buenas pelis que repetían en el cine y volvías a verlas siempre. Todo eso tenía magia, ahora pocas cosas quedan con esa magia.
Ánimo con el problema de tu prima, tres años pueden dar incluso para descubrir el remedio contra el cancer, o para que el cuerpo reaccione de alguna forma positiva.
Un beso.