martes, 24 de enero de 2012

...


Es la dialéctica entre lo interno y lo externo lo que fortalece nuestro sentimiento de unidad, de globalidad en movimiento. La vida para una persona consciente sobre todo es búsqueda, infructuosa a veces y otras fructífera, pero búsqueda al fin y al cabo de nuestro origen y finalidad. Disfrutemos pues de lo profano, mientras le damos caza a la señal de lo sagrado.

Yo lo resumiría así: la vida es bella cuando lo de adentro, independientemente de lo de afuera, te llena. La eternidad se halla dentro y se pierde mientras intentamos que lo de afuera nos eternice.

Ocasional

12 Oct 2011 17:39