viernes, 20 de enero de 2012

...


Piensa que la felicidad se da intermitentemente, no es una constante, al menos no somos conscientes todo el tiempo de ser afortunados, a veces no apreciamos esos momentos tan sencillos de caminar de la mano, de compartir un café o un silencio.
Como todo en esta vida hay un positivo y un negativo, hay amor y dolor, uno sin el otro no existen.

Odiolanieve

00:43
Miércoles
28/04/2010