miércoles, 18 de enero de 2012

Amanece un nuevo día


Eres torrente que fluye por mis venas embriagado,
cálido licor de lujuria en mi boca derramado.
Amaneces fiero corcel sobre mi cuerpo de arena.
y me desboca el fino tacto con el que me envuelves.
Besos despojados sin dueño me regalas en la noche.
Aroma de un universo que sólo nosotros conocemos.
Y como arroyo sereno te dejo escapar de mis brazos huérfanos.

Se rompe la lanza del tiempo,
en mil trozos de cristal.
Y entre tu boca y la mía un sueño vencido hecho realidad.
Un amor desenterrado vacío de rencores,
abierto a un mediodía de flores silvestres,
de río cristalino.

No me cansé de sentirte,
ni mi piel se ha cansado de amarte.

Tanto tiempo transcurrido para amanecer en un volcán eterno,
en un atardecer de brisas suaves,
en un anochecer de cálidos vientos.

Nada se ha borrado
todo sigue intacto,
casi imperceptible a los ojos ajenos,
casi manejable.
Domino de guerreros sin territorios,
de amores sin esclavos.
Desiertos estrellados acompañan nuestra aventura,
lejos de cualquier oasis envenenado.
Cerca del lago de los espejos...
alguien intenta ahogar lo que sentimos.
Sin saber los años que perdimos entre orgullos y quimeras.

Y ahora..
entre horas muertas y recuerdos vividos me cobijo.
Voy pasando las páginas de tu daño y tu olvido.
Ya no me recriminan las noches de insomnio,
ni tus turbulentas mañanas enmohecidas.
Ahora vago libre entre lo desconocido y una pequeña marea que me lleva otra vez hacia ti.

Damafromhell

18:08
Martes
27/04/2010