domingo, 8 de julio de 2012

...


Claro que depende de usted ser quien desea ser. la serotonina, la dopamina y otros neurotrnsmisores, se segregan más o menos según como usted sea. Es decir, no hay una bomba automáticas que las libera sino que son las emociones, la actividad física o intelectual y aun cómo vivimos las que modifican esta liberación. Por otra parte, según sus niveles sean altos o bajos viviremos las emociones, el placer o el displacer. Una pescadilla que se muerde la cola.

Somos un todo y no la dualidad que planteaba Descartes ni la ficticia separación cuerpo-alma de Aristóteles.

Sigo pensando en el vacío lleno de materia oscura, en qué tendrán que ver las partículas subnucleares en las conexiones eléctricas, pues, si todo se reduce al átomo, los iones serían los responsables de nuestra manera de "ser" en el mundo, pero ¿no nos ha quedado escaso el conocimiento de la materia?

Voto por las pastillitas, el problema es definir cuáles.

Invitado

20 comentarios:

Bonifacio dijo...

No está muy claro lo que usted dice. Según seamos segregamos más o menos cantidades de neurotransmisores, que a su vez hacen que seamos según la cantidad de neurotransmisores que d¡segregamos, lo que a su vez hace que segreguemos mayor o menos cantidad de neurotransmisores...

¡Ottia, me perdí algo!

Invitado

Bonifacio dijo...

Pues yo lo que deseo es follar. Más y mejor.

Invitado

Bonifacio dijo...

Para lo del más... pide voluntari@s o paga; para lo de mejor, haz un máster o habla con Nacho Vidal.
Para todo lo demás... no vale la Master Card.

Invitado

Bonifacio dijo...

A ver si me aclaro. Yo he leído esto:

Podemos profundizar, es lo que propongo, profundizar todo lo que podamos.

Pues bien, imaginemos que nos ponemos a hacerlo...

Capa tras capa vamos adentrandonos hacia el origen de las cosas.

Despues de cualquier problema desentrañamos otro y vamos cavando más y más.

Somos buenos arqueólogos y sacamos a la luz estratos cada vez más enterrados.

Vamos a llegar a lo más hondo que un ser humano sea capaz.

¿No se habla de follar? ¡Anda, coño!

Invitado

Bonifacio dijo...

Jajajajajajajajajajaja...

Me temo que a don Claudio le ha delatado su subconsciente...

Invitado

Bonifacio dijo...

Debe ser algo así como las bolitas que se golpean dispuestas en fila y que una vez puestas en movimiento no se paran.

Jo! como pillen el dedo que las empuja! Seguro que se esconde en el gran vacío de materia oscura.

Invitado

Bonifacio dijo...

Así es, así es...
Finalmente somos química pura y dura, lo curioso es que esa química depende de cómo seamos y a su vez condiciona cómo sigamos siendo.

Yo me perdí en la segunda respuesta, vaya a saber cuál era la intención de Don Claudio y de qué profundidades quería explorar, jajajaja.

Invitado

Bonifacio dijo...

Eh, eh eh, paraaaaaaa.
La depresión NO se asocia con una falta de litio. Es más, el litio sólo se emplea como tratamiento de depresiones que forman parte de un cuadro de trastorno bipolar, es decir, pacientes maníaco.depresivos, que es cosa bien diferente, amiguito.
En el tratamiento de la depresión lo que se utilixzan son inhibidores de la recaptación de serotonina.

Invitado

Bonifacio dijo...

No, si al final lo que hemos hecho ha sido poner de manifiesto la parte oscura de don Claudio...
¡que no es sino la misma de todos!

Y bien, ahora yo me pregunto, a la manera de don Claudio... si todos queremos follar más y mejor, ¿por qué follamos tan poco y tan mal?

Invitado

Bonifacio dijo...

Paro, parooooo.
Lo sé, sólo usé ese ejemplo sin entrar en detalles para mostyrar que la conducta puede tener, también, una explicación química. Ningún comportamiento humano depende de un solo factor, hay condicionantes múltiples. Debí dar más información, pido disculpas, pero no quiero ser tan pesada aportando datos que no son conocidos por la mayoría.

Sigo pensando en la materia oscura... jajajaja.

Invitado

Bonifacio dijo...

Porque estamos pensando en la materia oscura y no encontramos respuestas, jajajaja.

Invitado

Bonifacio dijo...

¡Caray con don Claudio! ¡Nos ha puesto a todos a follar como locos! (Bueno, al menos a soñarlo...)

Invitado

Bonifacio dijo...

Poco y mal... será tu caso. El mío no es poco, es nada. ¡Qué mal!

Invitado

Bonifacio dijo...

Pst, psttttt Don Claudio: ¡venga a poner orden!
Su tema adquirió proporciones inusitadas, jajaja, explique a qué se refería con la "profundidad" porque si no responde vamos de la química a la biología y de ésta a los hechos.
Entre tantos neurotransmisores ¿Después quién nos para?

Invitado

Bonifacio dijo...

Entonces, ¿podemos concluir que lo que se encuentra al final es un circuito CERRADO de neuronas creadoras de un deseo incontenible y de una frustración secundaria a la insatisfacción de dicho deseo?

Invitado

Bonifacio dijo...

Veamos, es algo así pero no tanto. Las neuronas y el deseo incontenible, es la imagen que nos remite al instinto (la preservación de la especie que con nosotros se va a pique, jajaja). La frustración secundaria a la no realización de dicho deseo es cultural, no pienso que una cucaracha, un pez o nuestros parientes más cercanos, los mamíferos, la tengan. Aunque no sé, tendría que estudiar más...

Invitado

Bonifacio dijo...

Estudia más, sí. Mi Yorkshire Terrier llora y ladra como un poseso cuando no encuentra su peluche favorito...

Invitado

Bonifacio dijo...

En lugar de profundizar tanto es mejor solucionar primero lo más cercano, ver como vivimos y como hacemos vivir a los demás, si es el resultado es la vida de cada uno es un fracaso o no.

Invitado

Bonifacio dijo...

Como dicen en mi pueblo: No hay cosa que no se parezca al dueño, jajajaja.
¿Y si lo manda a un psicólogo?

Invitado

Bonifacio dijo...

Se follaría al psicólogo.
jajaja

Invitado