martes, 26 de junio de 2012

...


Claro que depende de usted ser quien desea ser. la serotonina, la dopamina y otros neurotrnsmisores, se segregan más o menos según como usted sea. Es decir, no hay una bomba automáticas que las libera sino que son las emociones, la actividad física o intelectual y aun cómo vivimos las que modifican esta liberación. Por otra parte, según sus niveles sean altos o bajos viviremos las emociones, el placer o el displacer. Una pescadilla que se muerde la cola.

Somos un todo y no la dualidad que planteaba Descartes ni la ficticia separación cuerpo-alma de Aristóteles.

Sigo pensando en el vacío lleno de materia oscura, en qué tendrán que ver las partículas subnucleares en las conexiones eléctricas, pues, si todo se reduce al átomo, los iones serían los responsables de nuestra manera de "ser" en el mundo, pero ¿no nos ha quedado escaso el conocimiento de la materia?

Voto por las pastillitas, el problema es definir cuáles.

Invitado

13:43
Jueves
06/05/2010

http://foros.ya.com/arte_y_cultura/general/libree-libre-74897/ocurrencia-del-dia-18042206.html/O~1/P~2

5 comentarios:

Bonifacio dijo...

No está muy claro lo que usted dice. Según seamos segregamos más o menos cantidades de neurotransmisores, que a su vez hacen que seamos según la cantidad de neurotransmisores que d¡segregamos, lo que a su vez hace que segreguemos mayor o menos cantidad de neurotransmisores...

¡Ottia, me perdí algo!

Invitado

Bonifacio dijo...

Pues yo lo que deseo es follar. Más y mejor.

Invitado

Bonifacio dijo...

Para lo del más... pide voluntari@s o paga; para lo de mejor, haz un máster o habla con Nacho Vidal.
Para todo lo demás... no vale la Master Card.

Invitado

Bonifacio dijo...

A ver si me aclaro. Yo he leído esto:

Podemos profundizar, es lo que propongo, profundizar todo lo que podamos.

Pues bien, imaginemos que nos ponemos a hacerlo...

Capa tras capa vamos adentrandonos hacia el origen de las cosas.

Despues de cualquier problema desentrañamos otro y vamos cavando más y más.

Somos buenos arqueólogos y sacamos a la luz estratos cada vez más enterrados.

Vamos a llegar a lo más hondo que un ser humano sea capaz.

¿No se habla de follar? ¡Anda, coño!

Invitado

Bonifacio dijo...

Jajajajajajajajajajaja...

Me temo que a don Claudio le ha delatado su subconsciente...

Invitado