viernes, 27 de abril de 2012

Queda un soplo

Con poco se escribe más ciencia que con mucho. Y es que existe mayor diligencia en el Hombre que merece, que pensamiento en la inteligencia distraída. Pero el hambre ya es mármol de mundo y queda en efigie compuesta para ser posteridad inmediata y venidera. Hambre. Hambre. ¿Qué hará el Hombre que amanece valiente? Y responde el hambre: ser sólo valiente y larga espera.

Tengo una noche desnuda, tallada a agua y pico en cada prisma. Y tengo un amanecer cubierto de jilgueros y olor a jazmines. Acaso no corra el mismo tiempo por todas las venas y no digo que no tengas fuerzas, sino que la luz primera va saliendo por cada pecho blanco con solícito labio para querer amar el aire puro.

Mira. Queda un soplo,
una retina trasparente
de horas derrotadas
y de sonidos hermosos.
Trancos 62 

19 Oct 2011 01:48