miércoles, 1 de febrero de 2012

Continúa...



A la salida de la escuela, Tanto Laura como Jaime se dirigieron a la puerta del cementerio de su pequeño pueblo donde habían quedado.

Llegó primero Laura, que había salido un poco antes de su clase de geografía.

Se acicalaba un poco con unas manos ligeramente temblorosas, se arreglaba su falda y se estiraba, tocándose, como queriendo comprobar que sus pechos estaban ahí, como garantizándole que era una mujer.

Por fin llegó Jaime con la respiración entrecortada, se había retrasado un poco, tuvo que hacer un recado antes, pero entre carreras y prisas no le tuvo a Laura mucho tiempo esperando.

Se dieron un beso, por primera vez en la boca. Se quedaron pegados el uno al otro y ese beso fue ganando en intensidad y haciéndose inesperadamente más y más apasionado.

Fue la primera vez que Jaime pudo palpar las prietas nalgas de aquella niña que empujaba contra su cuerpo a medida que se sentía más y más excitado.

Entre jadeos le dijo ansioso Jaime a Laura...¿vamos?

Continuará...

Indigente

13:50

Sábado

01/05/2010

http://foros.ya.com/arte_y_cultura/general/libree-libre-74897/continua-18033738.html

3 comentarios:

Bonifacio dijo...

¿en el cementerio?

Espero continaución. Un beso

Osane

Bonifacio dijo...

RECTIFICACIÓN

Laura no salia de clase de geografia, sino que salia de clase de educación para la ciudadania.

Invitado

Bonifacio dijo...

No cambie la clase porque es muy importante. Si sale de la clase de geografía se sabe todos los accidentes geográficos de su cuerpo.

Es bueno cuando entre una pareja hay mucho deseo y pasión, cuando tienen una atracción fatal y no pueden olvidarse.

Seguro que ese primer día fue un día inolvidable al que sucedieron muchos más.

Le leeremos atentamente.

Invitado