lunes, 6 de febrero de 2012

...



Vivo en Barcelona, donde la inmigración está masificada, así que entiendo muy bien lo que dice, puesto que los recursos son limitados y el número de personas que llegan nos desbordan en los servicios sociales. Hoy en día en la situación de crisis la crispación aumenta por la falta de empleo y la gran diferencia cultural entre tanto grupo étnico que llega de fuera.

Una vez dicho esto también pienso que:

Quien hace una llamada de reclamo como se hizo desde España tiene una responsabilidad para con estas personas que llegaron, que no son pájaros ni cosas, son seres humanos que vinieron aquí a buscarse un futuro, muchas veces dejando su vida en el camino. Permitimos que pasaran y se quedaran, algunos ilegalmente, porque convenía a los empresarios que muchas veces se aprovecharon de ellos y de nosotros que hemos perdido derechos laborales. También hubo una política de legalización masiva que aumentó el reclamo provocando nuevas olas migratorias y el enfado de media Europa con España por nuestra política de inmigración.
Ahora nos toca aguantar con lo que permitimos en su día por intereses económicos de los de siempre, como mucho queda controlar que el fenómeno no vaya a mas, pero esta gente ya están aquí, ya son parte de aquí, son familias que tienen hijos ya españoles, y no son pájaros, ni nadie les regaló un comedero, han tenido que trabajar, muy duro y muchas veces en condiciones abusivas. A mi entender se han ganado a pulso ocupar un lugar entre nosotros.
El tema que ud. expone usando la palabra limpieza, a mi me da terror. Me regresa a historias ocurridas en un pasado en las que no quiero ni pensar.
Se que continúa mucha gente en nuestro país ilegalmente pero ni se me pasa por la cabeza su expulsión, por mucho que reniegue cuando voy a urgencias a un hospital y tengo que esperar un montón de horas para que me atiendan, por mas que se lleven las becas escolares, por mas que les eximan de algunos impuestos cuando abren un negocio cosa que no hacen con los de casa. A pesar de todo eso que ya sabemos, pienso que el tema hay que tratarlo con una precisión quirúrgica porque hablamos de personas que sienten, viven y sufren igual que nosotros.
El fenómeno de la inmigración es imparable.
3/4 partes del total de la población mundial vive en condiciones terribles para que nosotros los del primer mundo hayamos vivido en la cultura del derroche y esto tenía que explotarnos en las narices,porque nos importo un bledo que en la otra punta del mundo murieran millones de personas de hambre, sed y enfermedad.
Como alguien escribió en un post anterior, la solución pasa por que se ayude a estos países a desarrollarse y evolucionar en el propio sitio, para que esas personas no tengan que desplazarse, pero no hubo forma de que nuestros países soltaran el dinero para que esto fuera posible.
Si hubiéramos cumplido no tendríamos todos estos problemas. Cada uno estaría en su casa y Dios en la de todos y nosotros no veríamos mermados nuestros logros sociales y laborales.
Ellos que son iguales que nosotros, no tendrían necesidad de separarse de sus familias, de su tierra que ha de ser algo muy traumático y seguro que nadie se va de casa si no es por una acuciante necesidad,
La verdad que todo esto es muy complicado y MUY PELIGROSO. Hay una línea muy fina y peligrosa que pienso que ninguna persona de bien quisiera atravesar y en tiempos de crisis salen a flote los peores instintos. Hay que tener mucho cuidado con lo que se dice, con lo que se piensa, con lo que se pide.
Curiosamente nadie protesta cuando hablamos de un inmigrante procedente de Alemania, Inglaterra, EEUU, los reniegos tienen mas que ver con la miseria, es como que tenemos dos varas de medir.

Odiolanieve

00:51

Domingo

02/05/2010

http://foros.ya.com/arte_y_cultura/general/libree-libre-74897/un-comedero-18034518.html