martes, 17 de enero de 2012

...


Cuando tenemos un mal día se suele pillarnos siempre mirando hacia nuestros adentros, es entonces bueno mirar a nuestro alrededor para dejar de ser centro y concentrados y ver lo que hay para disfrutar, tanto semejantes, naturaleza o belleza. Puede que entonces entre aire puro dentro de nosotros y nos regenere, ayudándonos a renovarnos y a encontrar soluciones y remedios.

Que tenga buenos días.

Invitado

13:09
Martes
27/04/2010